Comentario: Por qué McDonald’s establece el típico de modelos comerciales equitativos

He sido miembro de la trabazón directiva de McDonald’s desde 2003. Y creo que no hay mejor ejemplo de maniquí empresarial igualitario en Estados Unidos que el de McDonald’s.

Una demanda nuevo de un orden de ex franquiciados negros cuestionó el compromiso de la compañía con la disparidad y la inclusión, alegando que McDonald’s trató a estos franquiciados de guisa injusta. Mi propia experiencia y la larga trayectoria de la compañía de apoyo a la comunidad negra revelan una sinceridad diferente.

A lo amplio de los primaveras, he gastado de primera mano el inmenso potencial de las empresas para fomentar la conciencia económica. Aproximadamente el 93% de los restaurantes McDonald’s en todo el mundo son propiedad y están operados por empresarios locales independientes. En los Estados Unidos, casi el 30% de los franquiciados de McDonald’s provienen de diversos orígenes étnicos. De estos, los franquiciados negros tienen, en promedio, un patrimonio neto en sus negocios de McDonald’s de aproximadamente $ 7.5 millones. En conjunto, todos los franquiciados de Black McDonald’s en los EE. UU. Tienen aproximadamente $ 1.4 mil millones en haber social en su negocio McDonald’s.

El año pasado, McDonald’s gastó casi mil millones de dólares en proveedores negros, incluida la dedicación de casi una cuarta parte de su presupuesto de suministro de alimentos y papel de EE. UU. A varios proveedores. Adicionalmente, cinco de las 20 principales empresas de propiedad de negros en Estados Unidos, identificadas en Empresa negra La relación de los 100 principales de la revista son los proveedores de McDonald’s.

De los 12 directores de McDonald’s, la fracción son mujeres o tienen disparidad étnico, incluido el presidente. Es una prioridad para todos los miembros de la trabazón que McDonald’s continúe promoviendo oportunidades para el espíritu empresarial, el crecimiento crematístico y la movilidad para absolutamente cualquier persona en los Estados Unidos y en todo el mundo.

En un momento en que otras empresas recién están comenzando programas de igualdad étnico, McDonald’s ha entendido y aceptado la importancia de la disparidad desde hace mucho tiempo. A principios de la plazo de 1970, el propietario de McDonald’s, Ray Kroc, contrató a Robert Beavers, vicepresidente y primer director frito de la empresa, para diversificar aún más las franquicias de la empresa. Esto fue parte de un esfuerzo veterano de Kroc y el ex presidente de McDonald’s, Fred Turner, para identificar a los empresarios con una mentalidad comercial y un impulso para el éxito. Independientemente de la raza o el credo, en muchos casos, independientemente del haber muy pequeño, estos empresarios pudieron comprar una franquicia de McDonald’s y cosechar las recompensas.

En las paredes de la sede de McDonald’s en Chicago cuelga un retrato de Herman Petty, el primer propietario / cámara frito de una franquicia de McDonald’s, que abrió su primer restaurante en 1968. En 1972, Petty presidió el tirada de la Asociación Franquista de Operadores de McDonald’s Negros. De los miembros fundadores, seis de los 12 eran franquiciados negros en Chicago, incluido Lester Hairston, padre del concejal del botellín distrito, Leslie Hairston.

Las oportunidades para los franquiciados negros no se limitan a los vecindarios desfavorecidos. Fue un franquiciado frito quien abrió un McDonald’s en el popular Navy Pier de Chicago, así como en nuestro principal puesto de convenciones, McCormick Place. El difunto Cirillo McSween, un líder de los derechos civiles que sirvió como portador del caja en el funeral de Martin Luther King Jr., era un franquiciado frito cuya franquicia de State Street era al mismo tiempo el restaurante número uno del país en ventas.

Co-fundé la Conferencia de Directores Corporativos Negros para fomentar la disparidad y la inclusión corporativa y para alentar a los directores afroamericanos a promover la memorándum de derechos civiles en sus respectivas salas de juntas. Como señala nuestra información de encomienda, «aunque algunas juntas tienen directores afroamericanos y de minorías, las propias empresas aún no están cumpliendo sus compromisos con la disparidad y la inclusión en todos los niveles de la empresa».

Creo firmemente que McDonald’s está ayudando a resolver este desafío. No serviría en su trabazón directiva si no lo hiciera. El liderazgo de McDonald’s no muestra signos de erguir el pie del acelerador para insertar la conciencia económica aún más profundamente en los negocios.

Comparto la creencia del director ejecutante de McDonald’s, Chris Kempczinski, de que las calificaciones de franquiciado de la empresa deberían reflectar más de cerca la mezcla diversa de Estados Unidos y el mundo. Este proceso, que se remonta a los primeros días de la empresa, es ahora una prioridad absoluta.

Por supuesto, hay más por hacer. Como afroamericano, soy muy consciente de que existen nunca mas que hacer. Pero McDonald’s, como siempre, lidera la carga. Y estoy seguro de que el compromiso de los líderes actuales de impulsar el progreso garantizará que McDonald’s continúe siendo un ejemplo a seguir para otras empresas.

John W. Rogers Jr. es el fundador, presidente y codirector ejecutante y director de inversiones de Ariel Investments. Ha sido miembro de la trabazón directiva de McDonald’s desde 2003.

Más opinión en el Fortuna:

  • La prohibición de TikTok de Trump no es «dura para China», es todo lo contrario
  • Por qué el Partido Demócrata debería separarse de Wall Street
  • Por que la pandemia de coronavirus ha hecho que la 5G sea más esencial que nunca
  • Eliminar este software federal podría socavar la confianza de los estadounidenses en una vacuna COVID
  • La carrera por una vacuna COVID-19 muestra el poder de la «inteligencia comunitaria»

.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *