El ataque de Trump a la OMC significa que su osadía contra los aranceles estadounidenses en China es discutible

Nuestra tarea de ayudarlo a navegar por la nueva normalidad está impulsada por suscriptores. Para tener entrada ilimitado a nuestro periodismo, suscríbase hoy.

El martes, la Estructura Mundial del Comercio determinó que los aranceles impuestos por la filial Trump a las importaciones chinas en 2018 son una violación de las reglas del comercio internacional, lo que le da a China una vencimiento simbólica en la prolongada combate comercial.

Pero es poco probable que la osadía tenga algún propósito práctico. La Casa Blanca de Trump, desde hace mucho tiempo desdeñosa de la OMC, neutralizó el tribunal de arbitraje del entraña, el Víscera de Apelación, creando una falta que podría dejar la disputa sin resolver.

Estados Unidos rechazado

Para la osadía del martes, un panel de tres personas consideró una queja presentada por China en 2018, que argumentó que los aranceles de Washington sobre $ 200 mil millones en importaciones chinas violaban las reglas del comercio internacional. De acuerdo con las regulaciones de la OMC, los miembros deben tratarse como iguales. Las sanciones contra un solo Estado miembro violan ese credo.

Regístrese en Eastworld para obtener información semanal sobre lo que domina los negocios en Asia, enviada infundado a su bandeja de entrada.

En su osadía, el panel concluyó que “Estados Unidos no ha cumplido con su carga de demostrar que las medidas están provisionalmente justificadas” y, por lo tanto, “recomienda” a los Estados Unidos “poner sus medidas en consonancia” con las normas de la OMC.

«Este documentación del panel confirma lo que la filial Trump ha estado diciendo durante cuatro abriles: la OMC es completamente inadecuada para avisar prácticas tecnológicas dañinas de China», dijo el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en respuesta a la osadía de la OMC.

El Tarea de Comercio de China, por supuesto, acogió con satisfacción la osadía «objetiva e imparcial» e instó a los Estados Unidos a alinearse.

Apelación evitar

Para satisfacer la osadía de la OMC, Estados Unidos tendría que eliminar los aranceles que impuso inicialmente a China en 2018. De lo contrario, la OMC podría autorizar a China a imponer aranceles compensatorios a Estados Unidos. Sin bloqueo, esa aprobación sería discutible, ya que China ya ha cumplido con los aranceles estadounidenses en especie.

China ha impuesto aranceles sobre 110.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses, pero regalado que Estados Unidos no ha presentado una queja en presencia de la OMC contra la obra fiscal de China, el panel de la OMC no se ha movido para revisar las acciones de China.

Si Estados Unidos ahora no hace cero, los aranceles actuales de cada costado seguirán vigentes, pero China al menos puede demandar una postura decente elevada.

Alternativamente, EE.UU. podría apelar la osadía de la OMC remitiéndola al Víscera de Apelación de la OMC, un tribunal de apelaciones presidido por siete jueces designados por el Víscera de Decisión de Diferencias de la OMC (OSD). Hacerlo llevaría el proceso al purgatorio procesal, ya que las decisiones de la OMC no se pueden implementar hasta que se complete el proceso de apelación.

Y gracias a los EE. UU., El Víscera de Apelación se encuentra actualmente en mal funcionamiento, lo que significa que una apelación no se revisará pronto.

Reforma forzosa

Estados Unidos ha estado protestando por el sistema de decisión de controversias de la OMC durante abriles, con quejas antiguamente de la filial Trump. Washington acusó al organismo en disputa de exagerar y amojonar irrazonablemente la capacidad de Estados Unidos para guarecerse contra el dumping y los subsidios.

Según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), las críticas de Washington al OSD se producen a pesar del hecho de que Estados Unidos es un «beneficiario prolífico» del proceso de decisión de controversias, ganando la mayoría de las quejas. En un intento de forzar una reforma en la OMC, o simplemente frustrar sus esfuerzos, Estados Unidos ha secuestrado el proceso de designación de jueces para el Víscera de Apelación.

«El organismo de la OMC es único porque es la única corte internacional en la que la sufragio de un árbitro depende de la votación por consenso», dijo Kyle Freeman, socio de la firma de servicios profesionales Dezan Shira & Associates.

Estados Unidos utilizó su posición en el OSD, que está compuesto por representantes de los 164 estados miembros de la OMC, para prohibir nuevos nombramientos en el panel, reduciendo el número total de miembros del Víscera de Apelación. Los jueces sirven un solo mandato de cuatro abriles en el Víscera de Apelación, que necesita un quórum insignificante de tres para realizar exámenes.

En diciembre del año pasado, dos de los tres jueces restantes terminaron sus mandatos. EE.UU. impidió que nuevos jueces tomaran sus asientos, dejando al Víscera de Apelación, con un solo árbitro, sin poder reunirse.

«Desafortunadamente, en marcha de un organismo de apelación, Estados Unidos puede apelar esta osadía en presencia de un infructifero justo y los miembros de la OMC no podrán adoptar el documentación sobre la osadía del panel», dijo Freeman.

Según Freeman, hay varias discusiones en la OMC sobre cómo resolver el impasse. Canadá y la Unión Europea, por ejemplo, crearon un procedimiento de apelación provisional para eludir al Víscera de Apelación el año pasado. Otros miembros, incluida China, se inscribieron en el plan no comercial en enero. Estados Unidos no.

En respuesta a la advertencia de la OMC, el presidente Donald Trump dijo que la OMC podría haberle hecho «un gran valenza» a Estados Unidos, sugiriendo que la Casa Blanca utilizará la osadía para promover su novelística de que la OMC es la antítesis de los intereses estadounidenses.

«Tendremos que hacer poco con la OMC», dijo Trump. «Porque dejaron que China se saliera con la suya».

Más lección obligada cobertura internacional en Fortuna:

  • Trump quiere concluir con la dependencia estadounidense de la fabricación china «de una vez por todas». Las empresas estadounidenses no están cumpliendo
  • La prueba COVID-19 en toda la ciudad de Hong Kong se ha convertido en un barómetro de la confianza pública
  • Trump había querido durante mucho tiempo destruir un tubería de gas natural Rusia-Alemania. El envenenamiento de Navalny puede hacer esto por él
  • Más que fabricación: las vacunas COVID cultivadas en la India pueden trocar su industria farmacéutica
  • El anciano fabricante de chips de China podría ser el próximo objetivo de Trump en la combate comercial

.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *