Hoteles y restaurantes del Reino Unido afectados por una ola de cancelaciones navideñas

Waitress during covid

Los hoteles y restaurantes se han pasado afectados por una ola de cancelaciones a medida que las nuevas restricciones al coronavirus ponen en duda las celebraciones navideñas del país y aumentan la posibilidad de un nuevo revés en la calle.

Si las nuevas reglas que prohíben las reuniones de más de seis personas permanecen vigentes durante la temporada navideña, dicen los analistas, la marcha de fiestas navideñas y grandes reuniones familiares podría costar a los minoristas miles de millones de libras en ropa y alimentos perdidos.

«Creo que podría resumir el pago minorista en miles de millones», dijo el analista minorista independiente Richard Hyman. «Obviamente se comprarán juguetes y regalos, pero creo que las ventas de ropa se verán afectadas».

“Los minoristas de ropa necesitan el estímulo que se genera al ir a fiestas y reuniones familiares, y eso claramente se reducirá significativamente. Por qué preocuparse [buying something new]? «

La temporada festiva es cuando muchos minoristas invierten la anciano parte de sus ganancias anuales, y muchas tiendas están desesperadas por recuperar el dominio perdido luego de estar obligadas a cerrar sus puertas durante meses durante el obstrucción.

Las semanas de frenética socialización antiguamente de Navidad y Año Nuevo igualmente son extremadamente importantes para los pubs, restaurantes y hoteles de Gran Bretaña. Algunas ubicaciones acumulan hasta el 40% de sus ganancias anuales entre Halloween y enero.
Kate Nicholls, directora ejecutiva de UKHospitality, el organismo comercial de la industria, dijo que sus miembros experimentaron una caída inmediata en las reservas, con mesas canceladas para el miércoles por la indeterminación luego de que Boris Johnson anunció la represión.

Las nuevas reglas amenazaron con deshacer el trabajo del nuevo esquema del gobierno de “ingerir fuera para ayudar”, que alentó a los británicos a salir de sus hogares y ayudó a rehacer la confianza en el sector, dijo.

«El temor es que, luego de acaecer vacada impulso en agosto y acaecer traído de osadía a dos tercios de nuestra fuerza gremial, los consumidores estarán nerviosos y sentirán que no pueden irse», explicó Nicholls. «Había un mensaje muy claro de ‘No socializar’ [from the government]. «

Las nuevas restricciones en Inglaterra y Escocia suponen una nueva amenaza no solo para los restaurantes y pubs que han comenzado a subir, sino igualmente para las discotecas, locales y hoteles, cuyo sustento depende de grandes reuniones que todavía no se han permitido reanudar.

«Hemos pasado muchas cancelaciones y está la pregunta de qué significa eso para la planificación de octubre a diciembre», dijo Nicholls. “Todavía hay un millón de personas cuyos trabajos están siendo subsidiados. Estos niveles de empleo parecen insostenibles, a menos que pueda asegurar que puedan escabullirse. «
Luego de un año inolvidable para muchas personas, la Navidad fue la única data que la familia debería esperar en sus diarios. John Lewis abrió su tienda navideña poco luego de descubrir que las búsquedas de productos navideños casi se cuadriplicaron en comparación con el año pasado. La semana pasada, el mercado en límite Notonthehighstreet dijo que las búsquedas de «Navidad» en el sitio de regalos estaban duplicando el nivel del año pasado.

El habitual jamboree de compras navideñas ya estaba amenazado correcto a la recesión y las incertidumbres financieras que enfrentan los trabajadores despedidos cuando se retira el plan del gobierno. Los minoristas igualmente se enfrentan al dolor de capital de incorporarse a las reglas del desapego social en una época del año en la que las tiendas suelen estar abarrotadas de compradores.

El sector minorista en sí igualmente sigue turbulento luego de que el desprendido obstrucción aceleró la transferencia de ventas de las tiendas físicas al mundo digital, contribuyendo a una ola de cierres de tiendas y administraciones que llevaron a la pérdida de casi 125.000 puestos de trabajo minoristas.

Si acertadamente los minoristas de bricolaje y artículos para el hogar informaron ventas extraordinarias, como mudarse al trabajo desde casa, yuxtapuesto con las holganza canceladas, hacen que los consumidores gasten billete en renovar sus hogares, los minoristas de moda en particular han tenido problemas . Sin ningún zona donde ir, los consumidores evitaron sus habituales actualizaciones de vestuario, y la marcha de fiestas de Halloween y Navidad será otra excusa para recortar.

«La ropa es la parte del sector minorista que permanece bajo la anciano presión, con mucho», dijo el director ejecutor de Retail Economics, Richard Lim. «Ha habido cambios significativos en los hábitos de los consumidores, todavía no salimos y socializamos con la frecuencia de antiguamente «.

Lim agregó: «Se negociación del multiplicador de bienestar, y este año, quizás más que cualquier otro año en la memoria, la Navidad será extremadamente importante para muchas familias y familias. Pero la familia estará nerviosa por estas restricciones. y lo postrer que necesitan los minoristas en este momento es disminuir el espíritu navideño «.

Lee mas:
Hoteles y restaurantes del Reino Unido afectados por una ola de cancelaciones navideñas

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *